20/3/17

¿Iglesia antiminera en EL SALVADOR?: “Al César lo que es del César…”


La iglesia salvadoreña se opone a la minería metalífera… ¿De que estarán hechos los cálices que utilizan en las misas?...

“Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22, 21)… y la Iglesia salvadoreña decide dedicarse a las cosas del César. ¿Es razonable abusar de su ascendiente social para promover la prohibición de actividades económicas, y encima opinando sobre lo que no saben?

Podemos dar golpes bajos…

Sería muy fácil descalificar a la Iglesia salvadoreña apelando a los escándalos de pedofilia y abuso de los últimos años… Son los primeros temas “terrenales” a los que debiera dedicarse, pero dar golpes bajos no es el objetivo de esta nota. Mejor, analicemos los argumentos para oponerse a la minería metalífera, cuyos productos la Iglesia usó y sigue usando…

¿El Salvador tiene una legislación minera débil?... la pueden mejorar…

El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, hizo un llamado a la Asamblea Legislativa a reforzar la legislación para que las empresas mineras no se aprovechen de una “legislación débil, pobre e incapaz de proteger al país de las empresas mineras que se aprovechan de los países que tienen una legislación débil”. Y ese llamado consiste en la prohibición…

Si El Salvador tiene una “legislación débil”, se puede mejorar. No parece que los mejores lugares para invertir en minería en el mundo sufran el efecto de las “mineras que se aprovechan”Y nos referimos a los destinos de inversión más codiciados,  destacados por el último Informe Fraser: Dos provincias de Canadá, Saskatchewan y Manitoba, seguidas de Australia Occidental, Nevada, Finlandia, Quebec, Arizona, Suecia, Irlanda y Queensland. La encuesta anual de Fraser clasificó a 104 jurisdicciones del mundo, basándose en el potencial geológico, las políticas del gobierno y el atractivo para las empresas a la hora de fomentar la exploración y la inversión.

En todo caso, la “legislación débil” y el que se “aprovechan” es un problema de El Salvador, no de la minería. Si el país tiene “legislación débil”, en vez de solucionarlo, ¿van a proponer prohibir todo?

¿La minería está prohibida en Argentina y en Costa Rica?

Y el Arzobispo afirma: “Nosotros pensamos que es urgente que se apruebe una ley que prohíba la explotación minera en nuestro país como lo tienen otros países por ejemplo Costa Rica aquí en Centroamérica, Argentina y otros países más…”.

SI, en Costa Rica está prohibida la minería, la minería LEGAL. La ILEGAL sigue funcionando sin problemas. La MINERÍA ILEGAL en Costa Rica produce oro ensangrentado usando mercurio, como en Abangares, o como en la misma Crucitas, donde al prohibir la minería LEGAL, aparece la ILEGAL.

Y en Argentina la minería no está prohibida, salvo en algunas provincias… En el país hay cerca de una docena de minas metalíferas en producción repartidas en media docena de provincias, generando más de 100.000 de puestos de trabajo y exportando por más de US$ 4.000 millones al año, dejando tan sólo en impuestos y tributos, más del 50% de las ventas. Muy lejos de las opiniones del Diputado del FMLN, Mata Bennet, cuando afirma: “Los estudios de la UCA demuestran que los países como tal no se benefician, apenas es menos del 1% y, en algunos casos, es negativo lo que reciben de la venta como el oro y la plata, la cantidad de trabajo que ofrecen es paupérrimo”. Muy lejos de los mejores destinos de inversión minera en el mundo, los destacados por el Informe Fraser. SI, ignorancia y prejuicio no son sólo patrimonio del Arzobispo.

En todo caso, que pidan prohibir la agricultura…

El pasado 6 de marzo la Iglesia católica presentó al Congreso un anteproyecto de ley que contempla once artículos y tiene como objetivo el cese de la minería para "preservar para las generaciones actuales y futuras la riqueza del país, incluyendo el agua, los bosques y la biodiversidad". Me parece que llegaron tarde.

Proponen prohibir una minería inexistente, mientras tanto, de acuerdo con la ONU, El Salvador tiene el mayor grado de deterioro ambiental en las Américas después de Haití, con solo 3 % de bosque natural intacto, con suelos arruinados por prácticas agrícolas inadecuadas y con más del 90 % de las aguas superficiales contaminadas.

Y eso no lo hizo la minería industrial moderna… en todo caso, pueden proponer prohibir la agricultura…


“…esta es una amenaza de vida o muerte, estamos bajo la Espada de Damocles, si autorizan a las mineras transnacionales en las minas al Norte de nuestro país, porque entonces colapsamos todos, fue espantoso cuando vi, en televisión al río contaminado (Río San Sebastián, La Unión) y ver las personas y animales tomando de esta agua contaminada y esto es un pequeño ejemplo, de lo que pasaría si autorizan la minería en el país”. Y lo que vio el Arzobispo es el efecto de la extracción artesanal primitiva, MINERÍA ILEGAL que envenena las aguas y a la gente con mercurio, con hombres, mujeres y hasta niños trabajando en condiciones infrahumanas… ¿Cree acaso el Arzobispo que prohibiendo la minería LEGAL va a solucionar el drama de la ILEGAL?... Impedir la minería LEGAL abre el camino a la ILEGAL, y alguien se lo tiene que decir al Arzobispo…

Una campaña antiminera que, como siempre, tiene su dosis de “ecofascismo”

Y llega la intolerancia “ecofascista” con expulsiones de algunos alumnos en el Centro Católico Hogar del Niño de San Jacinto, por no haber asistido a la marcha organizada  por la iglesia contra la minería, de acuerdo a la denuncia de un diputado: “No puede ser. La intolerancia ahora por la iglesia católica!”, publicó en redes sociales el legislador al enterarse de las expulsiones de los estudiantes.



Señor Arzobispo, tengo una mala noticia, en El Salvador SI hay minería… MINERÍA ILEGAL

Minería ILEGAL, con empleo irregular y hasta infantil, en condiciones infrahumanas de trabajo. Mineros artesanales que utilizan mercurio, contaminando el suelo, los sedimentos y los peces, enfermando a las comunidades. Y está allí nomás, en San Sebastián, a escasas decenas de kilómetros de San Salvador.

Parece que el Arzobispo no tiene problema alguno con la minería ILEGAL. El sólo se ocupa de la LEGAL, que debe cumplir la ley, cuidando el medio ambiente, pagando impuestos y respetando las normas laborales.

Dedicarse a las cosas “del César” requiere responsabilidad…

Si en vez de proponer prohibiciones, trabajaran por exigir un marco regulatorio adecuado, con organismos de control que garanticen una industria minera responsable, lograrían atraer inversiones, crear empleo digno y movilizar la economía, generando recursos para el Estado. Esos recursos, podrían ser invertidos en promover prácticas agrícolas modernas y en la formalización de los mineros ilegales. Eso sí es cuidar el medio ambiente, porque el peor enemigo del medio ambiente es el atraso, la marginalidad y la pobreza.

¿El medio ambiente se defiende con marchas y manifestaciones?

El cuidado del medio ambiente es un problema biológico, químico, físico, geológico…  un problema técnico. No se defiende el medio ambiente con marchas, manifestaciones, pintadas y carteles, menos aun cortando calles o ejerciendo violencia y discriminación. El cuidado del medio ambiente no es un asunto político, ideológico y menos aún religioso, es un tema técnico, de normas a seguir y de organismos que las hagan cumplir.


Alguien debiera comentarle al Arzobispo que es posible hacer minería BIEN HECHA, cuidando el medio ambiente e integrándose a la comunidad. Y recordarle que deje “al César lo que es del César”.