29/10/14

COSTA RICA sin MINERÍA, ¿el “ejemplo ambientalista”?


¿Ignorancia y prejuicio son un ejemplo a seguir?


En diciembre del 2010 Costa Rica aprobó la LEY 8904: LEY PARA DECLARAR A COSTA RICA PAÍS LIBRE DE MINERÍA METÁLICA A CIELO ABIERTO, sancionada al calor de las manifestaciones antimineras contra el proyecto Crucitas. Esta ley convierte a Costa Rica en un “ejemplo de lucha ambientalista” esgrimido por la antiminería como fuente de inspiración.   

Para poder analizar los fundamentos del movimiento antiminero en Costa Rica, nada mejor que seguir a uno de sus inspiradores: Edgardo Araya, abogado ambientalista, líder de la ONG UNOVIDA, flamante diputado y presidente de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa.

Arsénico, ¿un insumo minero, un subproducto del cianuro?

Como parte de la campaña mediática de Araya contra el proyecto minero Crucitas, y en su condición de dirigente de la ONG UNOVIDA presentó una denuncia por contaminación con arsénico con una  curiosa explicación “científica”: “El arsénico… es utilizado en la industria minera, y es un subproducto del cianuro…”.


Todo muy confuso, no sabemos si dice que el arsénico se usa en minería o afirma que es ¿un subproducto del cianuro?, o ambas cosas a la vez… Araya ignora que el arsénico no es insumo industrial en minería, y no dudo que se haría acreedor a un premio Nobel si lograra explicar el proceso químico para obtener arsénico como subproducto del cianuro. Extraña contaminación que, si fuera posible, pasa por alto que Crucitas nunca estuvo en producción.

Contaminación con arsénico que poco tiempo después se comprobó de origen natural. Pero ya no importaba, se había logrado el impacto mediático de la denuncia, el daño estaba hecho…

¿En las “lagunas de cola” se separa el oro?

Y Araya insiste en reafirmar su ignorancia y prejuicio, cuando afirma: “pretenden instalar las lagunas cola, lugar donde se procesa la tierra con cianuro para separar el oro del resto de material”. No vale la pena explicarle a Araya que la represa de colas no tiene esa función, las colas o relaves son parte del proceso de tratamiento de aguas para su reutilización. Pero no lo va a entender ni le va importar, él ya es un convencido.

Tanta ignorancia y prejuicio es contagiosa, rindió frutos…

Y en noviembre del 2010 la justicia le dijo NO a Crucitas, despertando emocionantes arrebatos de fe ambientalista. Obviamente, Edgardo Araya se mostró satisfecho tras conocer el fallo: “Hoy fue uno de los días más felices en toda mi vida profesional. Hemos demostrado de manera clara y firme que el Proyecto Crucitas no tenía ninguna viabilidad”


¿El proyecto Crucitas era ambientalmente viable?


Cuatro años más tarde eso ya no importa, con seguridad el proyecto podría haber sido mejorado, pero a nadie le interesó, había que bajarlo y listo. Lo que queda claro, es que no se canceló por la “demostración clara y firme” de Araya, ni de los grupos antimineros que despertaron la “demagogia ambientalista” en Costa Rica.

El “efecto Crucitas” llevó a Costa Rica a sacrificar, poco tiempo más tarde, la posibilidad de tener minería responsable con el medio ambiente y la comunidad, al prohibir por ley la industria minera moderna.  

Y llegó la cuenta, ahora hay que pagar EL PRECIO DE SER ANTIMINEROS


Todo el tiempo estamos eligiendo, y cada vez que optamos, tenemos que hacernos cargo de las consecuencias. Algunos se entretuvieron jugando a la revolución, Araya consiguió su carguito de diputado y ahora hay que pagar, llegó la cuenta…

Costa Rica, con la inestimable ayuda de Araya, eligió no tener minería. El precio de ser antimineros no sólo incluye la pérdida de fuentes laborales, inversiones, actividad económica y recaudación tributaria, sino también el riesgo de afrontar indemnizaciones por violar normas jurídicas y contratos, como los reclamos ante el CIADI. No es gratis, hay que hacerse cargo… La “demagogia antiminera” tiene precio.

Mientras tanto, Araya sigue con su “demagogia antiminera”

El flamante legislador Edgardo Araya, anunció que no utilizará el pin de oro que la Asamblea Legislativa entrega a cada diputado, como una forma de manifestar su rechazo a la minería metálica a cielo abierto:


“Durante años estuvimos luchando para que una industria tan contaminante y destructora como la minería de oro a cielo abierto no se asentara en Costa Rica…”. No sabemos si con el oro extraído en forma subterránea tiene problemas, parece que no. Es cuestión de conseguirle un PIN de oro subterráneo…

Podemos suponer que en breve dejará también de usar cobre, hierro y todos los demás metales que se extraen también a “cielo abierto”. Esperamos ansiosos el anuncio.

¿Este es el ejemplo ambientalista?

SI, nos muestran a Costa Rica como un modelo de cuidado del medio ambiente, al prohibir el uso de moderna tecnología en la extracción minera.

Ya hemos visto el nivel de ignorancia y prejuicio que provocó la caída de Crucitas e inspiró la ley antiminera, ya vimos algunas de las consecuencias. Falta responder una sencilla pregunta:


COSTA RICA sin minería, ¿es un paraíso ambiental?: Queda para una próxima nota… continuará…

29/9/14

COLOMBIA: Diálogos para una MINERÍA BIEN HECHA


El camino es el diálogo: Santander, Chocó y Antioquia

Desde mediados de agosto y durante un mes, se ha llevado a cabo el programa Diálogos para una MINERÍA BIEN HECHA, organizado por el Ministerio de Minas y Energía, a través del Centro Nacional de Consultoría. Un programa de capacitación realizado en 26 municipios mineros de Antioquia, Boyacá, Chocó, Nariño, Santander y Tolima, con el objeto de capacitar a 2 mil colombianos de vocación minera en el manejo del agua, uso del cianuro en la extracción de oro y en cierre de minas.

Participé como conferencista internacional en la primera parte del ciclo, exponiendo sobre uso de agua y cierre de minas en Santander (El Carmen de Chucurí -  Landázuri - San Gil), Chocó (Condoto – Quibdó) y Antioquia (Frontino – Amagá). El ciclo continuó con los conferencistas chilenos Alberto Rojas e Iván Cruz.

El programa se enfocó sobre líderes sociales, mineros, tanto de empresas como artesanales, educadores, funcionarios, periodistas, estudiantes y público en general. Su objetivo: mejorar la imagen y percepción de la industria minera para facilitar la puesta en marcha de los proyectos mineros.


El viceministro de Minas, César Díaz Guerrero, inauguró el ciclo “Diálogos para una minería bien hecha”, organizado por la Dirección de Minería Empresarial del Ministerio de Minas y Energía.

¿Solamente exposiciones técnicas?, ¿con eso alcanza?


NO, NO ALCANZA, las charlas técnicas son sólo el principio, el gatillo para entablar el diálogo, para informar, para motivar… La parte técnica sólo abre el camino para transmitir el espíritu que inspira los Diálogos:

La minería BIEN HECHA es la única posible

La BUENA MINERÍA es una herramienta de desarrollo, pero un desarrollo en sentido amplio, con cuidado del medio ambiente y participación de la comunidad. Es obligación de los profesionales, empresas y gobierno comunicar BUENA MINERÍA, y para comunicarla, primero debemos hacerla. Debemos dialogar con la gente, recibir las inquietudes de la comunidad, aclarar las dudas y explicar cómo se hace BUENA MINERÍA.

Hacemos minería desde hace miles de años

Y tenemos que seguir haciéndola, porque más de 7.000 millones de personas en el mundo necesitan rocas, minerales y metales, Colombia los necesita para crecer y para venderle al mundo. BUENA MINERÍA, una fuente de trabajo bien pago, genera infraestructura y puebla el país. Minería BIEN HECHA, potencia y se complementa con las demás actividades, genera recursos para el Estado, para financiar planes sociales e infraestructura. La MINERÍA BIEN HECHA cuida el medio ambiente y es presencia del ESTADO en el territorio. Y no hablamos sólo de gran minería: toda MINERÍA BIEN HECHA sirve, desde la gran minería a la minería artesanal, cuando se hace cuidando el medio ambiente.

Es natural que una nueva actividad genere temor en la población. Cuando la minería llega a un pueblo o ciudad chica, con caras nuevas y diferentes modalidades de trabajo, produce desconfianza. Por eso debemos contarle a la comunidad cómo podemos controlar a las mineras.

¿Quién controla a las mineras?


Tenemos desconfianza, dudamos del ESTADO y también de las empresas. El Estado debe controlar, haciendo cumplir la ley, y las empresas mineras tienen sus sistemas de control, con  constantes monitoreos, y no se pueden equivocar porque les saldría muy caro, tanto en indemnizaciones como por la caída del valor de sus acciones en las bolsas del mundo. Y seguimos sin confiar…

También la gente puede participar en el control, mediante programas de Monitoreo Participativo acordados con las mineras. En estos programas, la comunidad elige representantes, que luego de una sencilla capacitación, muestrean agua y suelos, llevan las muestras a analizar a laboratorios certificados, reciben los resultados y los comunican a la comunidad. De esa manera se establece una relación de confianza, la comunidad pierde los temores y con el tiempo se logra una convivencia de buenos vecinos con la actividad minera.

El MONITOREO COMUNITARIO se ha convertido en norma de la industria y se realiza en  los yacimientos ubicados en regiones donde la comunidad tiene dudas o ausencia de una tradición minera. La BUENA MINERÍA es la única actividad que promueve y organiza el monitoreo ambiental de sus operaciones por la comunidad.

La comunidad debe participar y exigir


EXIGIR que el Estado controle, tanto a las mineras como a las demás actividades para que no contaminen, porque contaminar es un delito. EXIGIR que los profesionales y empresas dialoguen e informen sobre cómo y qué van a hacer, y participar en los sistemas de Monitoreo Comunitario. Y también EXIGIR que las empresas acuerden con la comunidad cursos de capacitación laboral y programas de desarrollo de proveedores, logrando el mayor impacto posible en el trabajo y economía locales. Los proveedores locales necesitan saber calidad, cantidad, cuándo y cómo se deben factura los bienes y servicios que la minera necesita. Y no estamos hablando de camiones de 100 toneladas ni maquinaria compleja, hablamos de cosas simples pero importantes, que hasta la comunidad más pequeña puede abastecer: hotelería, comida, limpieza, papelería, lubricación, soldadura, mecánica, etc. La mayor actividad económica beneficia a la comunidad y la empresa se acerca a sus proveedores, mejorando el abastecimiento de bienes y servicios, e integrándose con sus vecinos.

La comunidad debe participar, preguntando, informándose y exigiendo que se cumpla la ley. Participar no es impedir, participar es ser parte, ser protagonista del desarrollo.

El cuidado del medio ambiente es un problema técnico

Es cuestión de física, química, biología y geología, y debe ser abordado técnicamente. NO es un problema político ni ideológico, no se cuida el medio ambiente haciendo marchas, cortes de ruta o pintando paredes. Existe la normativa, la tecnología y los mecanismos de control para hacer minería sustentable. Podemos y debemos preservar el medio ambiente sin impedir el desarrollo económico.

¿Qué minería queremos para COLOMBIA?


Queremos BUENA MINERÍA, porque la MINERÍA BIEN HECHA cuida a la gente y al medio ambiente, es presencia del Estado en el territorio. Junto a la comunidad, trabajemos por una BUENA MINERÍA.


NOTA: Mi agradecimiento a Andrea, Claudia, Juan Carlos y Plinio de MinMinas, a Jhan (Monodual), a Jaime, Diana, Juan Sebastián (Jaime Artega y Asociados) y Francisco por compartir esta aventura. Mi especial gratitud a Carlos Lemoine, Presidente del Centro Nacional de Consultoría por haberme convocado.

30/8/14

El "ambientalista" dominicano MIENTE… QUE ALGO QUEDARÁ…


¿Cianuro en Europa?, ¿cianuro en Loma Miranda?... y si, MIENTE.


El “experto en medio ambiente” Domingo Abreu Collado dice que el uso de cianuro en minería está prohibido en la Unión Europea. El ambientalista hizo esa FALSA AFIRMACIÓN en su conferencia “Situación del Medio Ambiente y Cambio Climático”, brindada en el marco de la celebración de la Asamblea de los Pueblos del Caribe, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

No nos debería sorprender, la MENTIRA parece un hábito en su lucha “ambientalista”, como cuando explica que en el yacimiento de níquel Loma Miranda se utilizaría cianuro. 

Hay diferentes maneras de esconder la realidad, la más elegante es decir medias verdades, una sutil forma de engañar sin mentir. Abreu Collado dejó la delicadeza de lado y eligió la más burda, y quizá tenga razón: “Una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad”

¿Prohibido en EUROPA?... no es el primero que lo dice, no sólo se hace eco de un mito… lo alimenta

Los mitos se instalan con la repetición, se alimentan de creencias, sentimientos, hasta ideología, y se expresan con frases sencillas, repetibles, panfletarias: “el cianuro está prohibido en Europa”. Es sólo la repetición de un slogan, una muestra de ignorancia o quizá una simple mentira, que por cierto, no debiera tener espacio en el púlpito de un claustro universitario.


La Resolución del Parlamento Europeo del 5 de mayo de 2010, dice textualmente:

“Considera que el cumplimiento de los objetivos de la UE, establecidos en la Directiva marco sobre la política de aguas, esto es, conseguir un buen estado químico de las aguas y proteger los recursos hídricos y la diversidad biológica, sólo puede lograrse mediante una prohibición general del uso de las tecnologías mineras a base de cianuro”.

“Pide a la Comisión que proponga la prohibición completa del uso de las tecnologías mineras a base de cianuro en la Unión Europea antes de finales de 2011”

“Pide a la Comisión y a los Estados miembros que no presten apoyo, de forma directa o indirecta, a ningún proyecto minero en la UE en que se empleen tecnologías mineras a base de cianuro, hasta que sea aplicable la prohibición general, ni respalden proyectos de esas características en terceros países”.

Una resolución que no es vinculante ni obligatoria para la Comisión Europea, y menos aún para los estados miembros. Un pedido de prohibición que fuera elevado a la Comisión Europea para su estudio técnico y que, de ser aprobado, sería bajado a los países miembros, para ser convertido en proyectos de ley que deberían ser tratados en sus parlamentos, modificados, votados, aprobados o no, vetados o reglamentados por los ejecutivos de cada país.

Pero no fue tan lejos… y murió antes...

El Comisionado Europeo para el Medio Ambiente, el Sr. Potovčnik, en nombre de la Comisión Europea, emitió el 23 de junio del 2010 el siguiente comunicado rechazando el pedido del parlamento:

“Después de un análisis en profundidad de la cuestión, la Comisión considera que una prohibición general de cianuro en la actividad minera no se justifica desde el punto del medio ambiente y la salud.”... “debido a la falta de mejores (en el sentido de causar menos impacto en el ambiente) tecnologías alternativas, una prohibición general del uso del cianuro implicaría el cierre de minas existentes en operación bajo condiciones seguras. Esto sería perjudicial para el empleo sin ningún valor agregado adicional para el ambiente ni para la salud”.

¿Cianuro?: en Europa SI se consigue…

Se sigue usando cianuro en la minería europea, más de una docena de yacimientos repartidos en varios países. Y lo que es más importante aún, en los países serios se aplican los mecanismos legales, se recurre a informes técnicos y científicos, en un marco de respeto a las instituciones. No toman decisiones presionados por “el clamor popular” de algunos manifestantes, alimentado por activistas, y menos aún consultan a “expertos” como Abreu Collado.


¿Cianuro?, no sólo en minería… en el vino y hasta en la sal de mesa

Poco más del 10% de las sales de cianuro se emplea en la minería mundial de oro, unos 600 yacimientos, la mayoría de ellos en países desarrollados. Poco menos del 90% restante se usa en la elaboración de muchos productos de nuestra vida cotidiana, como en clarificación del vino y hasta en la sal común de mesa como antiaglutinante, como  puede leer el mismo “experto” en la composición descripta en el envase de sal en su mesa.

Y sigue mintiendo con total descaro…

Llega a afirmar sin ponerse colorado, que “no hay tecnología segura para el uso del CIANURO como quieren vender las minerías que explotarían a Loma Miranda”. El “experto” pasa por alto que en Loma Miranda no se usaría cianuro, ni ningún otro producto químico en el procesamiento del mineral. En Loma Miranda está previsto usar el mismo procedimiento que ya usa Falcondo, extracción mecánica del mineral y proceso físico para la obtención del metal en Bonao.

El “experto” miente, o no es tan experto…


Sin duda, al “experto” le molesta la minería, pero eso no lo habilita para mentir, a menos que en realidad debamos dudar de su condición de experto. En ambos casos, cuesta entender cómo se le da espacio en una Universidad para brindar conocimientos que no tiene o que falsea: 

IGNORANCIA Y PREJUICIO NO SON ARGUMENTOS, MENOS AÚN LAS MENTIRAS.




NOTA: La ignorancia, el prejuicio y la mentira de Abreu Collado rinden sus frutos. La presión ambientalistas y la demagogia antiminera casi lo logran, el Congreso aprobó la ley de creación del parque nacional en Loma Miranda, cerrando el camino a la minería responsable. Con esta ley vigente, los dominicanos deberán pagar el precio de ser antimineros, pérdida de fuentes laborales, menos inversiones, actividad económica y recaudación fiscal, además de exponerse al reclamo legal de la empresa. Pocos días más tarde, la ley fue vetada por el Ejecutivo dominicano.

29/7/14

MENDOZA: ¿Dónde están los "defensores" del medio ambiente?


¿Manifestarán contra la AGROINDUSTRIA CONTAMINANTE?


En MENDOZA tenemos muchos “defensores del medio ambiente”, desde el intendente de San Carlos, pasando por la ONG local OIKOS,  los militantes ambientalistas nucleados en las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura (AMPAP), además de gremios, políticos, periodistas y hasta empresarios del agro. Toda gente que manifiesta estar muy, pero muy preocupada por cuidar el agua de la provincia.

Tan preocupados están por cuidar el agua, que algunos de ellos impulsaron y el resto apoya, una ley provincial (ley 7722) que prohíbe a la minería, sólo a la minería, el empleo de ciertos insumos industriales. En la práctica, esa ley impide usar tecnología moderna, como la que se usa en el resto del mundo, para procesar minerales. 

Gracias a ellos, en MENDOZA cuidamos mucho el agua…

Si bien ya existen normas nacionales para cuidar el medio ambiente, marco legal al que se ajustan numerosas minas en producción desde hace más de una década en el resto del país, la ley provincial 7722 va mucho más allá. Gracias a esa ley, en MENDOZA no corremos el eventual e hipotético riesgo de posible contaminación del agua por la acción irresponsable de alguna empresa minera en un futuro incierto. Directamente se prohibió la actividad minera metalífera.

Semejante celo parece excesivo, pero al menos nos garantiza que contamos con gente muy dispuesta a defender la calidad del agua de Mendoza de todo tipo de contaminación. Pero… ¿contamos realmente con esos “defensores del agua?, parece que no.

¿Quién nos defiende?: El intendente DIFONSO, hasta con amenazas de “conflicto social”


Y Difonso empieza a “defender el agua” por su propio Departamento, cuando dice que en San Carlos "tenemos priorizado un plan de sustentabilidad y de desarrollo a largo plazo, y para eso hay que cuidar el agua".

Difonso amenaza: “Si… logran los cambios que pretenden en la ley antiminera, van a generar un conflicto social sin precedentes”, y no es la primera vez,  ya nos tiene acostumbrado a este tipo de advertencias: "si derogan la 7722 van a generar un conflicto sin precedentes", refiriéndose a la ley antiminera, que supuestamente defiende nuestro recurso hídrico.

Ya sabemos que Difonso no es un observador objetivo del “conflicto social” antiminero, es un activo promotor y participa en los eventos “en defensa del agua”.

Un compromiso que va más allá de Mendoza…

El intendente DIFONSO plantó la bandera de la lucha “total” y “completa” en defensa del agua y en contra de la minería “contaminante”. No contento con eso, Difonso formalizó su compromiso de “generar un espacio de trabajo con los pueblos cordilleranos en defensa del agua y contra la minería contaminante”. Compromiso renovado en “defensa del agua pura y el medioambiente, en contra del avance de los proyectos de minería contaminante” en distintas partes del país .


Y no sólo contamos con Difonso para cuidar el agua, también contamos con OIKOS, con las Asambleas… (AMPAP) y con numerosa cantidad de militantes que “defienden el medio ambiente”, además de políticos con muchísima conciencia ambiental.

Y llegó la contaminación: no es la inexistente minería, es la agroindustria…

Un estudio realizado por el Departamento General de Irrigación sobre 433 establecimientos agroindustriales, 90% bodegas, determinó que el 70% vierte sus líquidos sin tratar o presentan deficiencias en el manejo de sus residuos. Efectivamente, el 70% de las empresas agroindustriales de Mendoza contaminan.

Para ser más exactos, en la cuenca de río Mendoza el 57% de las empresas se encuentran fuera de norma; en el río Tunuyán Inferior, 78% son contaminantes; en el Tunuyán Superior, 48% irregulares y finalmente, las cuencas del Diamante y Atuel cuentan con la mayor contaminación, el 88% de los establecimientos violan las normas.


En el Valle de Uco, donde está ubicada la intendencia de Difonso, delante de sus propias narices, casi la mitad de las empresas agroindustriales y bodegas CONTAMINAN.

Difonso y el resto de los “defensores del agua”, ¿enarbolaran los carteles?, ¿pintarán en las paredes?, ¿gritarán en las marchas NO A LA AGROINDUSTRIA CONTAMINANTE?

Difonso y el resto de los “defensores del agua”, ¿cortarán las rutas?, ¿harán estallar el “conflicto social” en defensa del agua?: NO, porque en realidad EL AGUA Y EL MEDIO AMBIENTE NO LES INTERESA…

No nos tiene que sorprender…

Ni Difonso ni los “defensores…” dijeron nada frente al TURISMO CONTAMINANTE, ni a la  AGRICULTURA CONTAMINANTE, sobre los que ya hemos escrito. Ya sabemos que “la cultura del agua en Mendoza” es SÓLO UN MITO, sólo lo estamos confirmando. 

¿Es el medio ambiente o es sólo política?


Parece que a Difonso y a los demás “defensores”, sólo les preocupa el hipotético y eventual riesgo de posible contaminación en el futuro, de una minería inexistente. Con la CONTAMINACIÓN REAL, SISTEMÁTICA Y MASIVA que viene realizando la agroindustria en Mendoza, delante de sus ojos y en su mismo Departamento, ni una mención, NADA.

Para Difonso, y para los demás “defensores del agua”, la agroindustria puede seguir contaminando, porque el agua y el medio ambiente son sólo argumentos de su lucha ideológica.

¿LUCHA IDEOLÓGICA?... llamarlo así me parece demasiado, bajemos el nivel… usan el agua y el ambiente para satisfacer una pequeña y mediocre ambición política, para ganar una intendencia, para mantener el conchabo, para seguir apareciendo en los medios, y hasta para alimentar su ego… todo muy chiquitito…



En el camino quedan la minería, el desarrollo productivo de Mendoza,… y también el cuidado del agua… para DIFONSO y los “defensores…” son sólo argumentos de venta…

28/6/14

La INTERNACIONAL VERDE tiene su “consultor”


Las ONGs antidesarrollo promueven y alimentan conflictos, movilizando a la gente por medio de slogans sencillos y pegadizos, instalándolos a fuerza de repetición como mitos: “agua o minería”“millones de litros por día”“malbec o cianuro”“la minería contamina”“se llevan todo y no dejan nada”… etc. Slogans ausentes de fundamento técnico alguno, y es lógico que así sea, ya lo aclara el mismo MANUAL ANTIMINERO: "ésta es una lucha política y usted no puede confiarse solamente en argumentos técnicos".

Sin embargo, de vez en cuando algún barniz técnico tienen que poner en sus campañas publicitarias. Para eso, la INTERNACIONAL VERDE contrata asesores que, poniendo en juego su prestigio profesional, dan una aparente seriedad al discurso antiminero. Y el asesor es siempre el mismo: Robert Moran.




ROBERT MORAN: El consultor de la INTERNACIONAL VERDE

Moran tiene el triste honor de ser uno de los responsables de la MINERÍA ILEGAL en Tambogrande (Perú). En la nota Impedir la minería LEGAL ¿protege al ambiente y a la comunidad? vimos que el MANUAL ANTIMINERO menciona como “éxito” el de Tambogrande, donde el activismo logró expulsar a la minería LEGAL, abriendo la puerta a la ILEGAL, la que llegó poco tiempo después con su secuela de desastres ambientales y sociales. Como no podía ser de otro modo, el conflicto fue alimentado por ONGs “ambientalistas” del primer mundo, llevando al consultor Robert Moran en el 2001, quien realizó el informe “An Alternative Look at a Proposed Mine InTambogrande, Peru, encargado por OXFAM, ONG de notorio activismo en América Latina,  Mineral Policy Center y Environmental Mining Council of British Columbia.

MORAN: Dando letra a la antiminería en toda nuestra América

Robert Moran lleva más de una década de activismo antiminero, y recorre nuestra América colaborando con ONGs como OXFAM en Tambogrande, o Pax Christi, que lo llevó a Ibagué (Colombia) al menos en el 2010 y en 2013 para oponerse a La Colosa. Hasta ha opinado sobre el proyecto minero de Esquel (Argentina) en 2003, donde elaboró un informe financiado por Greenpeace y Mineral Policy Center, actual  EARTHWORKS.

Moran ha estado en Cajamarca (Perú), donde en escasos días realizó un  “peritaje exprés” del EIA del proyecto Conga, sobre el que Antonio Brack, educador, ecologista, escritor e investigador peruano, ex Ministro de Ambiente del Perú nos dice:


Informe “expres” de Moran, al que la misma empresa responde extensamente.

También en Guatemala opinó sobre el EIA de la mina Marlin, tarea “solicitada, apoyada y financiada” por la ONG guatemalteca Madre Selva, utilizando fondos de: HIVOS (Instituto Humanístico para la Cooperación con los Países en Desarrollo, Holanda), IBIS, una ONG danesa; la Federación Mundial de la Iglesia Luterana, AIN (Ayuda de la Iglesia Noruega) y la Asociación Danesa para el Desarrollo Internacional.

Y así comenzó la violencia antiminera en Guatemala: “Marlin ha sido fuente de inspiración para otras comunidades que rechazan la minería en la región y en el país”, según el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina.

MORAN: ¿Promotor del diálogo?... NO, de la violencia…

En mayo del 2014 fue protagonista de los bloqueos de la mina El Tambor, ubicada en La Puya (San José del Golfo, Guatemala), dando letra a los hechos de violencia, que dejaron un saldo de 15 policías y 11 activistas heridos.

Y no sólo en América, su asesoramiento se derrama en estudios por todo el planeta, en Europa, África y Asia Central como en el caso de Bulgaria, siempre listo a recibir el financiamiento de las ONGs del primer mundo. Siempre listo a dar letra a los conflictos, siempre alimentando la violencia.

MORAN: ¿Habla alguna vez de MINERÍA ILEGAL?... NO

Le da letra a los que dicen “defender el medio ambiente”, pero parece no acordarse de la existencia de MINERÍA ILEGAL, ni asesora a ninguna ONG que se dedique a denunciarla, combatirla o mitigar sus efectos. Oponerse a la MINERÍA ILEGAL no debe ser buen negocio ni satisfacer cierto apetito revolucionario tardío.

MORAN, alimentando los mitos…

Basta con leer algún reportaje a Moran para comprender cómo se alimentan esos mitos que los ambientalistas repiten hasta el cansancio, infundiendo temor y movilizando a la gente contra la minería. En un reportaje reciente, Moran habla de la minería en general y como muestra, del uso del cianuro en particular: 


“El cianuro es un compuesto químico que se adhiere casi a cualquier otro compuesto, definitivamente a cualquier metal, y se usa en todo el mundo para combinarlo con oro y plata y con todos otros los metales comunes que se encuentran en la roca, y es la forma para separar el oro y la plata de los otros metales. Pero la química de eso es extremadamente complicada. El cianuro se usaba, y se usa todavía, en la ejecución de reos en las prisiones. El cianuro también se utilizaba en los campos de concentración en Alemania y en Polonia. Es decir, es el compuesto químico usado para ejecutar a las personas. Cuando se usa en una mina, cambia su forma, pero aún algunas de las formas en que se descompone, de alguna manera, son tóxicas para animales y peces. Por tanto, en este caso, no es solo de la salud humana que debemos preocuparnos.” Medias verdades, una sutil forma de engañar sin mentir.

Una explicación muy poco profesional, que infunde pánico en el normal de la gente, que no tiene por qué saber que la minería del oro no es la única actividad industrial que usa sales de cianuro. Sólo cerca del 10% de las sales de cianuro se emplean en la minería mundial de oro, unos 600 yacimientos, la mayoría de ellos en países desarrollados. El 90% restante se usa en la elaboración de muchos productos de nuestra vida cotidiana, como en la industria del vino y hasta en la sal común de mesa como antiaglutinante. Las sales de cianuro son un insumo industrial que se usa bajo estrictas y sencillas normas de seguridad en la industria minera y más aún en la no minera en todo el mundo.

Moran lo sabe, pero elije dejar de lado su conocimiento y responsabilidad profesional para alimentar el mito, infundiendo temor a la gente y dando letra a los activistas antidesarrollo. Ese es su trabajo, por eso le pagan.


MORAN ha encontrado un buen nicho de mercado

Si, un buen negocio, dar asesoramiento a las ONGs del primer mundo, la “Internacional Verde”, brindando “opinión técnica” para alimentar los conflictos. Una buena manera de posicionarse en el durísimo y lucrativo mercado del peritaje legal en litigios ambientales, y hasta abriendo la puerta a prácticas extorsivas.

Un buen negocio para MORAN, lástima que impedir la minería LEGAL libera el camino a la MINERÍA ILEGAL, con sus catástrofes ambientales y sociales.

Un buen negocio para MORAN, que alimenta conflictos, divide a las comunidades y fomenta la violencia, con heridos y hasta muertos. 

Hay que tener estómago para hacer semejante negocio, MORAN puede…

26/5/14

Acabemos con la gran minería, ¿se puede?


¿Cómo terminar con la “megaminería”?, una propuesta para AMBIENTALISTAS


Es fácil, te ahorras un montón de marchas, manifestaciones, cortes de ruta y pintadas en la pared, hasta te va a quedar más tiempo para estudiar o trabajar. Incluso no van a ser necesarios los actos de violencia y vandalismo, un clásico del activismo más radicalizado. Es fácil, es sencillo…

AMBIENTALISTA, puedes empezar ya mismo, en tu casa, con tu familia, con tus amigos y compañeros de ruta. Pero primero debemos comprender quienes realmente “consumen”, quienes “destruyen” y “agotan” los recursos naturales.

No es el capitalismo, ni son las empresas, el “problema” es la gente…

SI, es la gente, más de 7.000 millones de personas que insisten en alojarse, vestirse, comer, climatizarse, comunicarse, transportarse, iluminarse, curarse y un montón de cosas más,… incluso quieren tener agua potable en sus casas. Son insaciables…

La gran minería, o “megaminería", como les gusta llamarla, no existe porque las empresas, o el sistema capitalista, o los neoliberales, quieran agotar nuestros recursos. La “megaminería” existe porque es la única forma de proveer lo que la gente quiere consumir, ese es el problema: los gustos burgueses y destructivos de la gente, son las personas quienes “consumen” y “agotan” los recursos naturales. Son ellos los responsables…

No es limitando la oferta, es bajando la demanda…

Para expresarlo en términos económicos: en vez de fomentar conflictos sociales para restringir la oferta, tienen que operar sobre la demanda, convenciendo a la gente para que abandone ese hábito de consumir productos mineros.

Con los conflictos mineros afectan la oferta y hacen subir el precio de los productos mineros, logrando que más inversores se tienten a encarar proyectos. En cambio, si logran convencer a una buena parte de la gente del planeta que deje de usarlos, las grandes minas: la “megaminería”, dejará de existir por falta de demanda, y habrán cumplido su objetivo… Con una ventaja, este cambio de enfoque nos dará un poco más de paz social.

¿Qué hay que dejar de consumir?


Frenar la “megaminería” se logrará dejando masivamente de emplear productos que contengan o hayan sido fabricados usando insumos de origen minero, mayormente extraídos a “cielo abierto”, entre los que se incluye, aparte de joyas y moneda metálica:

MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN: Cal, cemento, arenas, agregados, adobes, adoquines, varillas de hierro y otros insumos para la construcción; vidrio en todas sus presentaciones como planos para ventanas (también en vasos, copas, vajillas y envases); cerámicas en sanitarios, aislantes para instalaciones eléctricas y hasta vajilla, etc.

METALES: productos de cobre, como alambres para circuitos eléctricos y aleaciones como en bronce; hierro con todas sus alecciones, aplicaciones y prótesis médicas hechas de platino y otros metales; grafito utilizado en lubricantes, lápices y elementos electrónicos; productos metálicos de todo tipo, incluyendo cubiertos de mesa, herramientas, utensilios de cocina, vehículos desde patines, patinetas, bicicletas, motocicletas, automóviles, trenes, aviones, barcos, naves espaciales; todo tipo de dispositivo electrónico, incluyendo teléfonos móviles, teléfonos fijos, computadores, tablets, además de cámaras fotográficas, cámaras de vídeo, instrumental médico, todo sistema de control industrial, ambiental, de transporte, médico, satélites, etc.

QUÍMICOS Y ADITIVOS: Fertilizantes, plásticos, textiles, medicamentos, artículos de limpieza, cosméticos y productos de aseo personal, papel en todas sus formas, incluso el de uso sanitario, etc.

TENEMOS UN PROBLEMA CON LOS ALIMENTOS: Pues la mayoría de ellos fueron sembrados, fertilizados, matados, cosechados, pelados, transportados, procesados, adicionados, filtrados, entubados, almacenados, envasados, calentados, enfriados y servidos usando productos mineros.


NI AGUA EN NUESTRAS CASAS: Con productos metálicos se toma, bombea, entuba, adiciona, filtra y potabiliza el agua de red. Hasta la llave que abrimos en nuestras casas para lavarnos la cara, es un producto metálico.

La gran minería existe gracias al consumo o utilización de todos estos productos y muchos más. La gente demanda cada vez más minerales, impulsando la extracción de recursos, que sólo pueden ser abastecidos con grandes yacimientos, la tan famosa “megaminería”, normalmente a “cielo abierto”.

Hay que convencer a mucha gente, y cada vez nacen más…

SEÑORES AMBIENTALISTAS, mientras tratan de convencer a más de 7.000 millones de personas que renuncien a esos “sucios vicios burgueses”, como tener vivienda y construcciones, calles, energía, alimentos, transporte, comunicaciones, salud, cosmética, ropa y hasta agua en sus casas, podemos apelar a la racionalidad y buscar caminos más lógicos para cuidar el ambiente… Si es que realmente es el medio ambiente lo que les importa.  

Si quieren una propuesta más racional, va una en serio…

Es muy sencilla, colaborar con los organismos de control, hacer propuestas e integrarse a la comunidad en los monitoreos participativos. Así, las ONGs que trabajan por el desarrollo ambiental y socialmente sustentable, se pueden convertir en otra instancia de control para lograr una industria minera cada vez más responsable.


Dialogar y acordar mecanismos para poner los recursos naturales al servicio del desarrollo, un desarrollo con cuidado del medio ambiente y participación de la comunidad; el único desarrollo posible. Necesitamos establecer canales de diálogo, aportando ideas para que todos hagamos las cosas mejor.

A mismo tiempo, realizar campañas educativas para instalar en la sociedad la necesidad de un uso más eficiente de los recursos, promoviendo hábitos de consumo responsables, basados en la regla de las tres erres: REDUCIR, REUTILIZAR Y RECICLAR.

Ya sé, es aburrido, no tiene el encanto de las marchas y manifestaciones, ni la gracia de las denuncias catastróficas. No permite que los más exaltados liberen energías dando rienda suelta a sus más brutales instintos, ejerciendo vandalismo y violencia. No sirve para extorsionar a empresas ni a gobiernos, ni para alimentar los bolsillos de la industria del juicio, ni de los gerentes de las multinacionales verdes. Tampoco funciona para hacer campañas políticas ni vender combos ideológicos. Pero es más útil y ético, eso SI es una ventaja.

Sospecho que estas propuestas no van a ser escuchadas…

Una por estúpida, la otra porque le quitaría a la “lucha ambientalista” su razón de ser: sólo un argumento en pos de objetivos políticos, ideológicos y también económicos. Quizá solo un ejercicio revolucionario para algunos, para otros un muy buen negocio.

PARTICIPAR NO ES IMPEDIR, participar es ser parte, ser protagonista del desarrollo de tu comunidad.


Si la propuesta de diálogo y participación no les interesa, es claro y evidente: NO LES IMPORTA EL MEDIO AMBIENTE ni las comunidades, son sólo argumentos para su lucha ideológica.


NOTA: Este texto fue inspirado por un muy buen comentario del colega colombiano Lucas Vásquez Rodríguez en Linkedin. Mi agradecimiento y saludo.