19/4/17

¿Se puede extraer litio en un sitio RAMSAR?


SI, de acuerdo a la filosofía que inspira la Convención Internacional, se puede explorar y, si los resultados son positivos, extraer litio en un sitio RAMSAR.

La Convección de RAMSAR no establece prohibición alguna para actividades humanas en los sitios elegidos, lo que propone es realizarlas en forma sustentable, preservando la riqueza natural de esas áreas en beneficio de las personas y de la naturaleza.

¿Qué es la Convención de RAMSAR?

De acuerdo a la información que brinda su propia página web, “La Convención sobre los Humedales, llamada la Convención de Ramsar, es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos”. Un acuerdo internacional al que nuestro país adhirió y cuyo objetivo es determinar áreas sensibles de humedales para “conservar el ecosistema promoviendo el desarrollo sustentable”.

¿Cuántas áreas RAMSAR hay en Argentina?  

En nuestro país hay 22 sitios Ramsar, cubriendo una superficie total de 5.625.407 has. Entre ellas se destacan  la Bahía de Samborombón y el Delta del Paraná, que son buenos ejemplos del espíritu de RAMSAR.

La Bahía de Samborombón está ubicada en la provincia de Buenos y comprende en su área actividad turística, industrial, transporte y agricultura entre otras, siendo el asiento de numerosas poblaciones.

El sitio Delta del Paraná, está ubicado en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. El río y otros cauces menores son vías de navegación comercial y constituyen el principal suministro de agua para uso doméstico y productivo. En su espacio se desarrolla importante actividad forestal, frutícola, turística e industrial, incluyendo a la principal vía fluvial del país, el Río Paraná, y varios asentamientos urbanos.

Sitios RAMSAR y actividad humana juntos…

Estos ejemplos de coexistencia de actividad humana y sitios RAMSAR nos muestran la filosofía del Convenio, que gira en torno al concepto de "uso racional" de los humedales. La Convención define el uso racional de los humedales como "el mantenimiento de sus características ecológicas, logrado mediante la implementación de enfoques por ecosistemas, dentro del contexto del desarrollo sostenible"“El uso racional por tanto puede considerarse como la conservación y el uso sostenible de los humedales y todos los servicios que proporcionan, en beneficio de las personas y la naturaleza”.


Sitios RAMSAR, en beneficio de las personas y cuidando el medio ambiente…

Realizar actividades económicas, preservando el medio ambiente y los ecosistemas es parte del espíritu de RAMSAR, que promueve un uso sostenible en beneficio de las personas y la naturaleza, sin impedir el desarrollo económico ni el trabajo.

Podemos… debemos preservar el medio ambiente sin impedir el desarrollo económico, creando trabajo e impulsando la economía, para beneficio de todos.


20/3/17

¿Iglesia antiminera en EL SALVADOR?: “Al César lo que es del César…”


La iglesia salvadoreña se opone a la minería metalífera… ¿De que estarán hechos los cálices que utilizan en las misas?...

“Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22, 21)… y la Iglesia salvadoreña decide dedicarse a las cosas del César. ¿Es razonable abusar de su ascendiente social para promover la prohibición de actividades económicas, y encima opinando sobre lo que no saben?

Podemos dar golpes bajos…

Sería muy fácil descalificar a la Iglesia salvadoreña apelando a los escándalos de pedofilia y abuso de los últimos años… Son los primeros temas “terrenales” a los que debiera dedicarse, pero dar golpes bajos no es el objetivo de esta nota. Mejor, analicemos los argumentos para oponerse a la minería metalífera, cuyos productos la Iglesia usó y sigue usando…

¿El Salvador tiene una legislación minera débil?... la pueden mejorar…

El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, hizo un llamado a la Asamblea Legislativa a reforzar la legislación para que las empresas mineras no se aprovechen de una “legislación débil, pobre e incapaz de proteger al país de las empresas mineras que se aprovechan de los países que tienen una legislación débil”. Y ese llamado consiste en la prohibición…

Si El Salvador tiene una “legislación débil”, se puede mejorar. No parece que los mejores lugares para invertir en minería en el mundo sufran el efecto de las “mineras que se aprovechan”Y nos referimos a los destinos de inversión más codiciados,  destacados por el último Informe Fraser: Dos provincias de Canadá, Saskatchewan y Manitoba, seguidas de Australia Occidental, Nevada, Finlandia, Quebec, Arizona, Suecia, Irlanda y Queensland. La encuesta anual de Fraser clasificó a 104 jurisdicciones del mundo, basándose en el potencial geológico, las políticas del gobierno y el atractivo para las empresas a la hora de fomentar la exploración y la inversión.

En todo caso, la “legislación débil” y el que se “aprovechan” es un problema de El Salvador, no de la minería. Si el país tiene “legislación débil”, en vez de solucionarlo, ¿van a proponer prohibir todo?

¿La minería está prohibida en Argentina y en Costa Rica?

Y el Arzobispo afirma: “Nosotros pensamos que es urgente que se apruebe una ley que prohíba la explotación minera en nuestro país como lo tienen otros países por ejemplo Costa Rica aquí en Centroamérica, Argentina y otros países más…”.

SI, en Costa Rica está prohibida la minería, la minería LEGAL. La ILEGAL sigue funcionando sin problemas. La MINERÍA ILEGAL en Costa Rica produce oro ensangrentado usando mercurio, como en Abangares, o como en la misma Crucitas, donde al prohibir la minería LEGAL, aparece la ILEGAL.

Y en Argentina la minería no está prohibida, salvo en algunas provincias… En el país hay cerca de una docena de minas metalíferas en producción repartidas en media docena de provincias, generando más de 100.000 de puestos de trabajo y exportando por más de US$ 4.000 millones al año, dejando tan sólo en impuestos y tributos, más del 50% de las ventas. Muy lejos de las opiniones del Diputado del FMLN, Mata Bennet, cuando afirma: “Los estudios de la UCA demuestran que los países como tal no se benefician, apenas es menos del 1% y, en algunos casos, es negativo lo que reciben de la venta como el oro y la plata, la cantidad de trabajo que ofrecen es paupérrimo”. Muy lejos de los mejores destinos de inversión minera en el mundo, los destacados por el Informe Fraser. SI, ignorancia y prejuicio no son sólo patrimonio del Arzobispo.

En todo caso, que pidan prohibir la agricultura…

El pasado 6 de marzo la Iglesia católica presentó al Congreso un anteproyecto de ley que contempla once artículos y tiene como objetivo el cese de la minería para "preservar para las generaciones actuales y futuras la riqueza del país, incluyendo el agua, los bosques y la biodiversidad". Me parece que llegaron tarde.

Proponen prohibir una minería inexistente, mientras tanto, de acuerdo con la ONU, El Salvador tiene el mayor grado de deterioro ambiental en las Américas después de Haití, con solo 3 % de bosque natural intacto, con suelos arruinados por prácticas agrícolas inadecuadas y con más del 90 % de las aguas superficiales contaminadas.

Y eso no lo hizo la minería industrial moderna… en todo caso, pueden proponer prohibir la agricultura…


“…esta es una amenaza de vida o muerte, estamos bajo la Espada de Damocles, si autorizan a las mineras transnacionales en las minas al Norte de nuestro país, porque entonces colapsamos todos, fue espantoso cuando vi, en televisión al río contaminado (Río San Sebastián, La Unión) y ver las personas y animales tomando de esta agua contaminada y esto es un pequeño ejemplo, de lo que pasaría si autorizan la minería en el país”. Y lo que vio el Arzobispo es el efecto de la extracción artesanal primitiva, MINERÍA ILEGAL que envenena las aguas y a la gente con mercurio, con hombres, mujeres y hasta niños trabajando en condiciones infrahumanas… ¿Cree acaso el Arzobispo que prohibiendo la minería LEGAL va a solucionar el drama de la ILEGAL?... Impedir la minería LEGAL abre el camino a la ILEGAL, y alguien se lo tiene que decir al Arzobispo…

Una campaña antiminera que, como siempre, tiene su dosis de “ecofascismo”

Y llega la intolerancia “ecofascista” con expulsiones de algunos alumnos en el Centro Católico Hogar del Niño de San Jacinto, por no haber asistido a la marcha organizada  por la iglesia contra la minería, de acuerdo a la denuncia de un diputado: “No puede ser. La intolerancia ahora por la iglesia católica!”, publicó en redes sociales el legislador al enterarse de las expulsiones de los estudiantes.



Señor Arzobispo, tengo una mala noticia, en El Salvador SI hay minería… MINERÍA ILEGAL

Minería ILEGAL, con empleo irregular y hasta infantil, en condiciones infrahumanas de trabajo. Mineros artesanales que utilizan mercurio, contaminando el suelo, los sedimentos y los peces, enfermando a las comunidades. Y está allí nomás, en San Sebastián, a escasas decenas de kilómetros de San Salvador.

Parece que el Arzobispo no tiene problema alguno con la minería ILEGAL. El sólo se ocupa de la LEGAL, que debe cumplir la ley, cuidando el medio ambiente, pagando impuestos y respetando las normas laborales.

Dedicarse a las cosas “del César” requiere responsabilidad…

Si en vez de proponer prohibiciones, trabajaran por exigir un marco regulatorio adecuado, con organismos de control que garanticen una industria minera responsable, lograrían atraer inversiones, crear empleo digno y movilizar la economía, generando recursos para el Estado. Esos recursos, podrían ser invertidos en promover prácticas agrícolas modernas y en la formalización de los mineros ilegales. Eso sí es cuidar el medio ambiente, porque el peor enemigo del medio ambiente es el atraso, la marginalidad y la pobreza.

¿El medio ambiente se defiende con marchas y manifestaciones?

El cuidado del medio ambiente es un problema biológico, químico, físico, geológico…  un problema técnico. No se defiende el medio ambiente con marchas, manifestaciones, pintadas y carteles, menos aun cortando calles o ejerciendo violencia y discriminación. El cuidado del medio ambiente no es un asunto político, ideológico y menos aún religioso, es un tema técnico, de normas a seguir y de organismos que las hagan cumplir.


Alguien debiera comentarle al Arzobispo que es posible hacer minería BIEN HECHA, cuidando el medio ambiente e integrándose a la comunidad. Y recordarle que deje “al César lo que es del César”.

NOTA del 30 de marzo: Ayer, el Congreso de El Salvador aprobó una ley que prohíbe la minería metálica. Con la presión de la Iglesia de por medio, era inevitable...


23/2/17

Salares, las máquinas de concentrar litio


Necesitamos litio, un elemento que no falta en el planeta, pero eso no lo hace más fácil, lo tenemos que encontrar concentrado y formando compuestos de los que pueda ser extraído. Y ese trabajo lo hace la naturaleza en los salares.


Si la cuenca no es cerrada, no hay salar…

Para que un salar se forme, se necesita que las aguas que bajan de los cerros transporten sales disueltas de las rocas por donde pasan, para terminar formando un lago salino. El agua con las sales disueltas, debe estar en una cuenca cerrada, sin conexión con cursos de agua que la drenen. El clima debe ser árido, para que la evaporación sea mucho mayor que el aporte de agua, tanto superficial como subterránea y de las precipitaciones, lluvia o nieve. A estas aguas se le puede sumar el aporte de fluidos termales de origen volcánico, aportando sales y metales.

El sol y el viento hacen el trabajo…

Bajo un clima árido, la acción del sol y el viento hace que el agua se evapore, aumentando la concentración de sales, formando una laguna de salmuera saturada donde las sales precipitan, con una costra de sal que cubre depósitos de sales y sedimentos embebidos en la salmuera, como si fuera una enorme esponja.

Este proceso de concentración de salmueras y precipitación de sales es un trabajo muy lento. Luego de  algunas decenas de miles de años, la naturaleza nos entrega un cuerpo de sal poroso y permeable embebido en salmuera, y a veces, esa salmuera pueden llegar a tener el contenido y concentración necesarios para que podamos extraer el cloruro de litio que necesita nuestra industria.

¿Hay agua dulce en el salar?

NO, en el salar no hay agua dulce. La salmuera, el único líquido presente en el salar, no es apta para el consumo humano o agrícola. De hecho, la salmuera es un producto naturalmente tóxico.

¿Por qué no extraemos el litio de las sales ya depositadas en el salar?

Cuando el cloruro de litio precipita naturalmente, lo hace en compuestos que no pueden ser aprovechados por la industria. La sal de litio que precipita naturalmente ya no tiene ninguna utilidad, ya no puede ingresar a la economía, ya no produce trabajo ni recursos. Por eso el litio se extrae de la misma salmuera que embebe el cuerpo del salar, antes que precipite. Esa salmuera debe ser procesada químicamente para obtener un producto de uso industrial, pero eso es una historia que veremos más adelante.

Necesitamos rocas, minerales y metales…

En el mundo, somos más de 7.000 millones de personas que necesitamos construir casas, caminos, alimentarnos, vestirnos, transportarnos, generar energía y acumularla, para eso necesitamos extraer rocas, minerales y metales, con los que construimos nuestra civilización. Lo hacemos desde hace miles de años, y lo debemos seguir haciendo. El litio es uno de los elementos que necesitamos para seguir creciendo y construyendo.


El litio tiene muchas aplicaciones, pero una de las más importantes es para fabricar pilas y baterías que conserven nuestra energía, la energía limpia, sin emisiones, que generamos gracias al sol y el viento.

La naturaleza pone el litio a nuestra disposición para que le demos un buen uso, para cuidar el medio ambiente.

31/1/17

SI, es posible, ambientalistas y mineros juntos por una minería BIEN HECHA


En COLOMBIA, el proyecto Gramalote contará con el asesoramiento de un reconocido ambientalista.

Lo sabemos, debemos explicar, dialogar y generar confianza para hacer minería socialmente sustentable, integrándonos a la comunidad y haciéndola protagonista de la aventura del desarrollo con minería. Y para poder comunicar minería BIEN HECHA, primero debemos hacer BUENA MINERÍA, no podemos comunicar lo que no existe.

Y no sólo trabajar con la comunidad, también con aquellas ONGs que buscan un desarrollo sustentable con participación de la comunidad... Y empieza a suceder en Colombia, el proyecto Gramalote y Gunter Pauli van a trabajar juntos.

¿Quién es Gunter Pauli?

Gunter Pauli, economista y emprendedor belga, es autor del libro La Economía Azul, donde nos presenta un concepto sencillo y  novedoso: servirse del conocimiento acumulado durante millones de años por la naturaleza para alcanzar cada vez mayores niveles de eficacia, respetando el medio ambiente y creando riqueza, llevando esa lógica del ecosistema al mundo empresarial. Pauli recopila más de 100 innovaciones ambientales que trazan una senda de cambio, mostrando que es posible alcanzar un desarrollo sostenible.

Gunter Pauli es creador y líder de la Fundación ZERI, organismo creado en 1996 con el apoyo del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. ZERI se ha dedicado a diseñar modelos de negocios innovadores y sostenibles que responden a necesidades básicas. En vez de buscar simplemente hallazgos tecnológicos, ZERI identifica oportunidades que recortan costos, incrementan ingresos, generan capital social y crean puestos de trabajo. Sólo un ejemplo: ¿los residuos son un problema y posible fuente conflicto en minería?, pues hagamos papel con ellos ...

SI, Pauli quiere trabajar en minería BIEN HECHA, y en Colombia está el Proyecto Gramalote…

Pauli asesorará en la ejecución de Gramalote, un proyecto de extracción de oro a cielo abierto ubicado en San Roque, Antioquia, que se convertirá en la mina de oro más grande de Colombia. Él mismo nos explica por qué decidió vincularse con una de las industrias más denostadas y habla de los proyectos que está liderando para convertir a Gramalote en la primera mina sostenible del mundo.

Toda una apuesta del Proyecto GRAMALOTE…

“En 20 años que llevo dialogando con el sector minero, es la primera vez que tengo una empresa que está dispuesta a hacer esta apuesta”.

Y si, necesitamos rocas minerales y metales…

“A nadie le gusta la minería. Es como la cirugía, tú tienes apendicitis y ¿te gusta ir al hospital? No, pero no hay otra opción. Sin oro no tenemos equipamiento médico, teléfonos, microelectrónica, ni accesorios satelites. Tienes que acostumbrarte a que hay necesidad de oro, de plata y otras cosas. Y si nosotros no queremos cambiar totalmente nuestra manera de vivir, vamos a necesitar la extracción de esos minerales”.

Integrando a la comunidad, integrando el trabajo local…

“Todo el mundo tiene que ganar y si el objetivo es solo el oro, no vas a lograrlo. Por eso lo que yo hago es mirar en el modelo de negocio la posibilidad de utilizar algo y generar un efecto mucho más grande. Por ejemplo, cuatro mil personas van a construir la mina, ¿de dónde viene la comida para alimentarlas?, ah, son gallinas congeladas que vienen de Brasil. Pues en este terreno miro el entorno de la mina y digo, ¿pór qué no hacemos la cría de la gallina local, con alimentos locales y con este proceso damos de comer a los 4.000 trabajadores? Así se genera lo que llamamos el efecto multiplicador y el dinero que invierte la compañía no se lo llevan los políticos, sino que activa la economía local”.

“Para eso se necesita el cambio de pensamiento del responsable de compras dentro de la mina, para que la canasta de productos que consumen no la compre por fuera, sino que circule ese dinero al interior de la región. La empresa no crea ni financia los proyectos, sino que ofrece el poder de compra. Se trata de proponerle a la población local un portafolio de oportunidades, pero todas  requieren trabajo y emprendimiento. La mina no va a producir las gallinas, solo ofrece el mercado”.

Suena muy bonito, ¿pero es eso posible?

“Nuestras redes de 3.000 científicos nos permiten saber que es posible, pero el reto está en traducirlo a la práctica, porque en Colombia se habla mucha paja, se hacen muchos documentos, declaraciones, firmas, pero luego no pasa nada. He visto 40 minas en el mundo y para que yo me comprometiera a trabajar para una de ellas tenía que ver una oportunidad de cambiar realmente el modelo de negocio”.


¿Y los que se oponen a la minería?

“Si todo el mundo es juzgado solo por los errores del pasado, no habrá paz.  Lo que les digo es que tienen razón, pero denme el beneficio de la duda,  dennos un espacio para comprobar que sí es factible”.

Y si no hacen bien, “no sigo...”

"Si el grupo minero no hace como lo veo, no sigo, porque no voy a prestarme para otra cosa. La lavada de la ventana no la voy a hacer yo. Solo puedo decir que vino toda la junta mundial de AngloGold a Colombia y tuve reuniones privadas con los miembros y están dispuestos. En 20 años que llevo dialogando con el sector minero, es la primera vez que tengo una empresa que está dispuesta a hacer esta apuesta”.

Empresa minera y ambientalistas trabajando juntos por una minería BIEN HECHA

Trabajar junto a la comunidad, crecer juntos generando oportunidades de trabajo y progreso económico, respetando a la gente y al medio ambiente… Participar no es impedir, participar es ser parte.

“Hay que darle una oportunidad a la minería en Colombia"... hay que darle una oportunidad a la minería...